“Vente paye chiquitillo que la cocina te espera el delicioso chile loco, que hará que enchiles los labios y te salga los mocos”

La cocina Afromexicana como parte de la tradición mexicana, es el punto central de las reuniones familiares, en ellas se elaboran exquisitas comidas como el frijol molido, chipile, bledo blanco, machuco de plátano y el tradicional caldillo loco.

Se construyen en los espacios al aire libre de las viviendas y se conforman por un fogón, así como horcón que sostiene una tinaja hecha de barro para mantener el agua fresca ante las temperaturas de la zona.

El metate con su metlapil no puede faltar ya que con el sé preparan las patas para los platillos de la cultura costeña, como el mole. Chilate y la masa para las ricas tortillas.

Los tapancos o alacenas como actualmente las conocemos se utilizan para guardar los diferentes trastes que se necesitan en la preparación de los alimentos.

Sus pisos de tierra aplanada que evitan la concentración de polvo, son por demás básicos y de suma importancia.

© 2018 -- Museo Afromexicano. 

  • Museo Afromexicano
  • Museo Afromexicano
  • Museo Afromexicano